BMW F650 GS 30 ANIVERSARIO

f650 gs



f650 gs
Nacida en Familia de Gigantes

Portando los colores de competencia que las primeras GS utilizaron hace 30 años, la F650 GS es una de las 4 motos que fueron producidas en edición 30 aniversario y la menor de la familia GS, aunque en esta prueba nos demuestra que lo de “mini GS” es sólo de cariño.

En los últimos meses, y más, con motivo del lanzamiento de las series GS de 30 aniversario, la F 650 GS ha sido motivo de muchas confusiones. Esta motocicleta, que por sus siglas parece montar un motor de 650cc, en realidad está equipada con un Pararell-Twin de 798 cc, básicamente el mismo de su hermana la F800 GS. Pero ¿por qué BMW decidió nombrar así una motocicleta que en realidad tiene un motor más grande del que pregona?

Al parecer BMW ha querido de esta manera preservar el linaje de este mítico modelo, además de contar en su catálogo que de entrada “sonará” más accesible en precio. La pregunta es ¿en qué se diferencían entonces la F 650 GS y la F800 GS? Bueno, a continuación conocerán la respuesta.


Las diferencias

La persona interesada en adquirir una GS de mediana cilindrada, como las F 650 GS y F800 GS tendría que tomar, como criterio de elección, no sólo la diferencia de precios (que si es significativa) sino el uso que hará de su moto.

De entrada, hay que decirlo; mientras que la F800 GS está pensada para un uso más orientado a la aventura, la F650 GS tiene una calibración más adecuada para las calles. Por ejemplo, mientras que la primera entrega 85 HP y 59.7 ft/lbs, la versión etiquetada con el 650 ofrece unos nada despreciables 71 HP con un torque de 55.3 ft/lbs. El resultado es que la F 650 GS tiene una curva de aceleración más regular y que en conjunto con su radiador más delgado, mantienen a la moto más fresca en condiciones de tránsito pesado. Además de estas diferencias, la F 650 GS tiene una altura de asiento menor, wind-screen más bajo, tijera convencional telescópica, rines de molde fundido, llanta delantera de 19 pulgadas y freno de disco sencillo en la rueda delantera.

Entrando de lleno a la F650 GS
En los últimos años, BMW ha sido una marca que se ha distinguido por exitosos planes de marketing y la F650 GS puede ser considerada uno de ellos. Y es que la marca bávara ha entendido que no todos los motociclistas y prospectos de serlo se sienten preparados para conducir una de las intimidantes 1200, que por tamaño y precio son “demasiado” para algunos. Es por eso que la F650 GS, podría ser considerada como la “mini” del repertorio GS y la ideal para aquellos pilotos que quieren probar todo el significado de las siglas o que desean mantenerse más en la cotidianidad que en la aventura. Eso sí, hay que aclarar, que lo de “mini” es más bien un decir, ya que a pesar de tener un asiento más bajo que sus hermanas No todos los pilotos son capaces de tocar el suelo con ambos pies estando bien sentados en ella. No nos engañemos, la F650, después de todo, no deja de ser una GS.

Acceso GS
Si bien hemos dicho que la F650 GS podría ser considerada como el nivel de inicio de la familia GS, esto está muy lejos de significar que esta versión sea deficiente o falta de los detalles que distinguen a BMW. Por ejemplo: el display digital, todos los controles y el elegante terminado del motor exudan la calidad BMW de principio a fin. Por si fuera poco, ahora que la temperatura empieza a descender, los cálidos puños de esta GS hacen mucho más placentero su manejo, y no digamos la ayuda que esto significará para diciembre o enero. También cabe resaltar el amplio y cómodo asiento que permite probar diferentes posturas a distintas alturas, todas cómodas y aún así dejar suficiente espacio para el pasajero. Otra gran sorpresa de la F650 es sin duda su alta maniobrabilidad. Gracias a su generosa suspensión y altura de la moto, en este sentido, teníamos nuestras dudas, pero la verdad es que la moto mostró una gran facilidad para resolver curvas y una deliciosa sensación en las rectas. A esta buena impresión de manejo contribuyen el bien colocado manubrio y los amplios posapies que ayudan a sentirnos seguros y bien afianzados a la moto. Además, a pesar de que la F650 GS está más orientada a la calle, tampoco resulta extraño para ella un poco de tierra o de senderos con piedras. En pocas palabras, la F650 GS, quizá sea la menor de una familia, pero en la vida, las cosas son relativas, y la familia GS, es una familia de gigantes.

T: HÉCTOR G. ARAGÓN. F: ALBERTO MENDOZA



renglon izquierdo