ITALIKA GS 150

La Italika GS 150 es una moto que sorprende por el cuidado que se ha invertido en su diseño. Con un vehículo así, olvídate de desgastar tu auto innecesariamente en tus viajes a la oficina, y muévete en la ciudad, como pez en el agua...

Está por demás hablar de las ventajas de la motocicleta como medio de transporte. Ahorro de combustible, rapidez, ecología, bueno, sinceramente sería redundante hablar de estos beneficios por todos conocidos. Como dijimos, las ventajas de la motocicleta en estos tiempos resultan obvias, pero si es así ¿por qué no hay más gente que la use como medio de trasporte? Quizá sea cuestión de un “cambio de chip”, y para hacer este cambio, una buena propuesta es la Italika GS150.

En 2010 Italika está demostrando que sus productos van a la alza. Cuando la GS150 llegó a nuestras oficinas, la primera reacción fue una sorpresa favorable. Esta scooter ha pasado de ser un vehículo simplemente funcional a un medio de transporte práctico y elegante. Esta Italika invita a dejar de lado la idea de que una scooter es simplemente un vehículo para hacer mandados o para trabajos de bajo perfil.

Con una buena respuesta de motor, que entrega poder más que suficiente para este modelo, la Italika puede cubrir sobradamente las expectativas de toda persona que decida transportarse a sus labores cotidianas de manera racional. Las ventajas que ofrece la modalidad de motocicletas scooter, como la caja de cambios automática, el tamaño compacto y la postura comodísima de la GS150, la convierten en un vehículo ideal para ir de tu hogar a la oficina con traje y todo, eso sí, llegando con la camisa y el pantalón planchado.

Olvídate de batallar para encontrar estacionamiento y de desgastar tu carro innecesariamente entre semana. Mejor, deja ese auto del que estas tan orgulloso en la cochera, lejos del desgaste de conducir en un tráfico lento y de los riesgos. Déjate consentir por un medio de transporte 100% práctico y estilizado, apropiado para las personas que no tienen necesidad de demostrar nada.

La motocicleta
La GS150 es el nuevo modelo de Italika y lo natural es que paulatinamente sustituya a la DS150. Como un producto evolutivo más reciente, esta scooter presenta un motor que si bien conserva las características básicas (150cc, 4 tiempos), ha sido estudiado y mejorado para aumentar su eficiencia.Esto se puede sentir desde la arrancada. La aceleración es suave y bastante buena, a esta Italika no hay que rogarle mucho para que entregue su potencia. Además no es difícil frenarla y mantener el equilibrio, combinación de factores sin duda importantes para decirle adiós al tráfico cotidiano. En resumen, mecánicamente es una moto muy bien lograda. Realmente este rubro nunca ha sido problema para Italika. En el sentido que más nos encontramos sorprendidos fue en los detalles: los rines, por ejemplo, tienen un vistoso aro cromado que les da una apariencia no tan fácil de encontrar en otras scooters. El asiento es cómodo y su material de fabricación ha sido mejorado para resistir las inclemencias del tiempo. Los detalles no terminan ahí, las mismas llaves son abatibles estilo navaja y bajo el tablero la moto cuenta con un accesorio para sujetar bolsas. Son detalles, estamos de acuerdo, pero estos hacen la diferencia. Finalmente, con la moto viene incluido un DVD con información bastante útil sobre el manejo seguro de esta moto y el mantenimiento de la misma. Sin duda, Italika está en un proceso de mejora constante de calidad y los ingenieros de la marca hacen un trabajo muy activo para corregir cualquier detalle que reportan los consumidores. La GS150 es una moto que parece darte más de lo que pagas. Como experimento, te proponemos estimar el precio de esta moto (no hagas trampa, no lo veas en la ficha técnica). Te aseguramos que tu precio en mente será más alto que el real. Ese es el efecto Italika.

T: Jorge Torres F: Revista Moto/www.locoalvarez.com