SUZUKI GSX 650F

Seguro que en más de una ocasión has deseado tener una moto ideal para cada tipo de salida, capaz de ofrecerte el confort de una touring, la emoción de una deportiva y la versatilidad de una naked. Suzuki ha sabido mezclar lo mejor de cada estilo poniendo en tus manos la GSX650F, una moto lista para todo y para todos.

Lejos de ser una Bandit carenada, la GSX650F hace gala de personalidad propia y aunque su motor sea el de la Bandit refrigerada por agua de 85CV de potencia, la 650 de Suzuki se presenta como un firme candidato a número uno en ventas.  

Las líneas de la GSX650F mezclan lo mejor de cada estilo, su frontal corta el viento con toda la energía de una deportiva mientras sus cuartos traseros se presentan tan cómodos como la mejor de las touring, todo ello con la ligereza y facilidad de acceso de una moto pensada para su uso diario. Comparando valores, la nueva Suzuki pesa dos kilos menos que la Bandit S.

El carenado se rinde a la deportividad y velocidad, inspirado sin duda alguna en las siglas más veloces de la marca y enfatizado con una doble óptica delantera vertical. Con estilo GSX-R, el frontal alza el ángulo de la cúpula para ofrecernos una óptima protección aerodinámica, reforzado además por unos pestañas laterales envolventes que nos resguardan y protegen del aire incluso en vías rápidas y a altas velocidades.

Su potencia pura es contenida, pero su entrega es absolutamente ejemplar. La electrónica, realmente trabajada y evolucionada, consigue una entrega de caballos y una curva de parabsolutamente perfectas que permiten rodar más rápido con mayor facilidad que muchas de suscompetidoras con más caballaje. Con respecto a estas, además es más suave y progresiva, todo un dechado de virtudes a las que hay que unir un consumo bajísimo. Que esta Suzuki sea poco asidua de las gasolineras es, en parte, directamente gracias a la gestión de la inyección, pero además su limpia curva de par permite que no tengas que estar constantemente cambiando de marcha y con el motor girando por la estratosfera (o sea, por encima de las 10.000 rpm) para salir decentemente de cada curva. Con una conservadora zona roja, para los parámetrosque se manejan hoy en día en los 4 en línea, de unas 12500 rpm, encuentras empuje prácticamente en cualquier punto del tacómetro. No explosivo ni brusco, claro, sino progresivo y continuo, casi como si se tratase una turbina. El motor perfecto para aprender, pero también el que quiera un motor polivalente, suave y válido para todo uso.

Si quieres tener tu primera moto “de verdad”, no tienes un presupuesto muy amplio y buscas un modelo que te sirva para todo, no tendrás que buscar más.



renglon izquierdo